Boda en SanLucar de Barrameda

ROCIO Y JOSÉ ANTONIO

SOMOS LO QUE NUESTRAS RAÍCES, BODA EN SANLÚCAR DE  BARRAMEDA.

La tierra de dónde venimos dice mucho sobre quiénes somos, pues cada lugar es diferente, como las personas. En Sanlúcar de Barrameda existe lo que podríamos denominar una combinación perfecta derivada del clima y la altura y disposición del agua y del mar. Estas medidas parecen estar tomadas con mucho cuidado y como si se tratara de una receta milagrosa hacen de este pueblo el único lugar del mundo donde es posible obtener la famosa manzanilla. En este pueblo hay magia por todos los rincones, debe ser por esta matemática coincidencia, pero las personas que derivan de las raíces de Sanlúcar de Barrameda están hechas de una pasta especial y aquí se celebró la boda sobre la que trata nuestra historia, Boda en Sanlúcar de Barrameda.

 El encanto de su gente hace que al pie de esta playa, tan cerca de Doñana, el amor también se produzca con la misma magia que lo hace la manzanilla. Hasta aquí se desplazaron para comprobarlo los fotógrafos de Boda en Sanlúcar de Barrameda, y fue todo un placer, pues unos días en este lugar sirven para despejar la mente y el alma.

A LOS PIES DE DOÑANA, BODA EN SANLÚCAR DE BARRAMEDA

A los pies de Doñana, rodeados por la paz y el espectacular clima se conocieron Rocío y José Antonio, lugar donde también decidieron contraer matrimonio, su Boda en Sanlúcar de Barrameda. Esta pareja conectó entre estos rincones, navegando por las calles estrechas y antiguas del pueblo, entre manzanilla sanluqueña, tortitas de camarones (las mejores del mundo también) y alguna que otra copa en el casco antiguo del pueblo. Con estos ingredientes no puede surgir otra cosa que amor, pero no de cualquier clase, un amor apasionante como es el que tiene esta pareja.

Los recién casados han estado paseando su pasión no solo por las playas de Boda en Sanlúcar de Barrameda, también por otros lugares del mundo, pero siempre han acabado allí, donde el sol se esconde por Doñana.

Rocío y José Antonio decidieron compartir con nosotros su día especial, y los fotógrafos de Boda en Sanlúcar de Barrameda los acompañaron desde primera hora del día, pues no solo estuvieron ahí para poner su granito de arena en hacer que el día fuera único, sino también captando cada detalle que había a su alcance.

En primer lugar pudieron ver como los familiares de ambos estuvieron encargándose minuciosamente de todos los pormenores que una boda conlleva, todo ello para que Rocío y José Antonio pudieran tener su Boda en Sanlúcar de Barrameda como habían soñado. Y desde el primer momento se vieron lágrimas de emoción, caras de sorpresa, miradas que no cesan hacia los novios y palabras que solo un amigo de los de toda la vida es capaz de poner en pie.

EL NOVIO, BODA EN SANLÚCAR DE BARRAMEDA

José Antonio esperó a Rocío en el altar  de su Boda en Sanlúcar de Barrameda rodeado de sus mejores amigos y por supuesto de su familia, en ese momento no podía pensar en otra cosa que en ella, y es curioso porque hasta entonces,  ya llevaban muchos años conociéndose y ya se habían pensado e imaginado en muchas ocasiones, pero esta vez era especial. Esta vez era diferente y única, nunca iba a volver a repetirse ese momento, pues los dos están convencidos de poner toda su fuerza en que sea para siempre.

ELLA, BODA EN SANÚCAR DE BARRAMEDA

Rocío por su parte desde por la mañana estuvo muy cuidada por su familia, la maquillaron y la peinaron como una novia de cuento y cuando se puso el vestido de novia brillaba en todo su esplendor. Es cierto que todos los vestidos de novia están hechos por personas con ilusión, de manera especial para que la persona que lo estrene se sienta única, sin embargo este vestido estaba cosido prácticamente para ser de ella, solo de Rocío. Pues no es la tela, el encaje, los adornos o el color del vestido quien habla de una novia, lo hace su sonrisa, esa curva que dicen que es la más bonita que tiene una mujer. La sonrisa de Rocío perduró desde que despertó y aguantó con ganas hasta el último minuto del día, se podía sentir su ilusión con solo mirarla y esa curva fue captada por los fotógrafos de Boda en Sanlúcar de Barrameda.

Cuando bajó del imponente coche alguien especial le abrió la puerta y la acompañó hasta el altar, la llevó del brazo con ilusión y en ese momento compartieron los sentimientos que Rocío guardaba en su corazón, traspasándole toda esa felicidad y la dejó seguir su camino una vez alcanzaron el altar tras darle un beso de confianza. En ese momento las miradas de ella y de José Antonio se cruzaron como nunca lo  habían hecho, y fue ahí cuando las coordenadas que hacen fermentar la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda también se activaron y la brisa marina sopló de tal manera que selló este encuentro haciéndolo suyo también para siempre.

Tras ese momento, los novios salieron de allí con sus sueños cumplidos y sus seres queridos les tiraron pétalos y arroz para que la suerte también les acompañe en el camino que van a continuar unidos. Desde aquí queremos felicitar a la pareja y decirles que nos alegramos de haber compartido ese momento junto a ellos, y esperamos que el futuro esté de su lado

Fotógrafo bodas en Sevilla

Fotógrafo bodas en Sevilla